Arte > Arte rupestre

Las pictografías de El Médano

A unos 75 km al norte de Taltal, la quebrada de El Médano contiene uno de los yacimientos de arte rupestre más notables del Pacífico sudamericano. El sitio presenta más de mil imágenes pintadas en rojo, donde se reconocen siluetas de cetáceos como el calderón negro, el cachalote y la ballena, lobos de mar, peces espada, peces martillo, rayas, tortugas y otras criaturas del mar. Las más complejas son las escenas de individuos a bordo de diminutas balsas de cuero de lobo marino, tirando con sus cuerdas de arpones clavados en el lomo de enormes cetáceos.

La embarcación y sus tripulantes son extraordinariamente pequeños, a veces irreconocibles al lado del animal. Se piensa que esta diferencia de tamaño es inverosímil dado que la captura de especies de ese volumen los habría hecho naufragar. Obedecería, más bien, a una relación simbólica que pretendía ante todo llamar la atención al gran éxito obtenido en la faena. Sin embargo, da la impresión de que los pintores se dieron el trabajo de acomodar el tamaño y la posición de balsas y presas para crear la ilusión de distancia y profundidad. Lo que es más pequeño no sólo lo es por ser así en la realidad, sino también por encontrarse más alejado. Existe en consecuencia cierta verosimilitud en las escenas, a primera vista tan desproporcionadas. Por lo demás, la cacería de grandes cetáceos como la ballena está bien documentada para los changos de inicios del siglo XVII en las costas del norte de Chile.

Ubicación:
Costa de Taltal, II Región de Antofagasta.

Línea de tiempo:
Aproximadamente 500-1500 d.C.

Estilo:
El Médano
Fuente:  G. Mostny y H. Niemeyer, 1983, Arte rupestre chileno, pp. 47-51, Ministerio de Educación, Serie Patrimonio cultural chileno, Santiago. Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen. G. Mostny y H. Niemeyer, 1984, “Arte rupestre en El Médano, II Región”, Revista Creces 9 (5): 2-5, Santiago.