Museo Chileno de Arte Precolombino
 

Arte > Arte rupestre

El geoglifo de Cerro Sagrado

Cerro Sagrado está en el valle de Azapa, a ocho kilómetros de la costa. La ladera que enfrenta el valle presenta un geoglifo hecho por acumulación de piedras oscuras sobre el fondo más claro de la colina. Presenta grandes figuras humanas, camélidos, serpientes y lagartos visibles a mucha distancia.

Unos 2,5 kilómetros al norte del cerro, junto al río, estaban los restos de la aldea inkaica de Pampa Alto Ramírez. Constaba de 30 viviendas de material ligero, pequeños corrales para las llamas, grandes bodegas subterráneas, un cementerio, campos de cultivo y dos vertientes que regaban los campos de cultivo y surtían del vital elemento a unos 200 habitantes. Seguramente, estas personas fueron mitimaes traídos del altiplano por los inkas para secar y salar pescados, así como para administrar la producción agrícola, la explotación de los recursos marinos y la extracción de fertilizantes de las islas guaneras por la población local. También para organizar el transporte de estos artículos en caravanas de llamas hacia la sierra y el altiplano de Arica.

Quinientos años atrás, Cerro Sagrado debe haber sido un importante punto de adoración para los aldeanos del lugar y para los caravaneros que hacían esta ruta. De hecho, los cuerpos en el cementerio estaban todos orientados hacia el geoglifo. Los últimos restos de la aldea desaparecieron hace tres décadas, arrasados por una carretera y la actividad agrícola moderna. El geoglifo, en cambio, fue restaurado y constituye en la actualidad uno de los íconos más emblemáticos de la zona de Arica.

Ubicación:
Valle de Azapa, XV Región de Arica-Parinacota.

Línea de tiempo:

Aproximadamente 1000-1500 d.C.

Sitio:
Cerro Sagrado