Museo Chileno de Arte Precolombino

Pueblos originarios > Quechua

ollague-700x250

Economía

La economía de las comunidades quechua es diferenciada según la zona geográfica. Los quechua de Ollagüe y San Pedro se dedican principalmente a la ganadería y a una limitada agricultura. También, eventualmente efectúan actividades de recolección de vegetales y extracción de algunos minerales no metálicos. En cambio, las comunidades quechua de Tarapacá se dedican principalmente a la agricultura.

En Ollagüe, la agricultura se efectúa en sistemas de terrazas ubicadas en las quebradas aledañas protegidas de las heladas, como las de Puquios, Cohasa, Del Inca, Caichape y Amincha, en las que se cultivan papa y alfalfa. En Río San Pedro, en cambio, la actividad agrícola despareció hace años por la falta de agua y el consecuente abandono de la población. En los oasis y quebradas de Tarapacá, de Mamiña, Quipisca y Miñe Miñe, la agricultura es más diversificada, ya que además del cultivo de papas y alfalfa, se agrega el maíz, orégano y frutales, entre otros productos. En algunos casos, esta economía es de auto subsistencia y en otros la producción se destina en parte o totalmente a la venta.

La ganadería de llamas y alpacas y la trashumancia que esta actividad conlleva, es mantenida por unas pocas familias quechua en Ollagüe. Aquí el pastoreo se realiza en las localidades de Cosca y Puquios y sus estancias ganaderas se distribuyen en las faldas del volcán Aucanquilcha y Santa Rosa, aunque algunos llegan con sus ganados hasta estancias ubicadas en la cuenca del río San Pedro.

Se debe tener presente que en las últimas décadas la economía tradicional quechua ha sufrido una franca disminución y en algunos casos, la desaparición de la actividad ganadera. Igual suerte ha corrido la agricultura, debido principalmente a la migración de la población a los centros urbanos, a los procesos de asalarización de la población y a la pérdida de las prácticas tradicionales silvo-agropecuarias, especialmente por falta de mano de obra.