Museo Chileno de Arte Precolombino
 

El encuentro > Norte Árido

1 2 3 4 5
Representación de indígenas principales.

El Norte Grande Hispano: Entre el Virreinato del Perú y la Audiencia de Charcas

Administrativamente, los territorios de Arica y Tarapacá dependieron de la Audiencia de Lima y del Virreinato del Perú, bajo el nombre de Corregimiento de Arica. Éste estaba conformado por espacios menores o tenientazgos dirigidos por un teniente de gobernador, representante del corregidor de Arica. Los tenientazgos de Locumba y Tacna –que incluían la costa, los valles y sierras de Arica– y el de Tarapacá, con sus valles, oasis de Pica y puerto Loa, integraban dicho corregimiento. El puerto de Arica se convirtió en un espacio central de ingreso de mercancías europeas y de la zona central de Chile. Convirtiéndose, en el tiempo, en un lugar donde convivirían españoles, indios, mestizos y esclavos negros.

El tenientazgo de Tarapacá fue dividido en varias doctrinas y parroquias mayores y pueblos asociados, como por ejemplo, Santo Tomás de Camiña y San Lorenzo de Tarapacá. Los anexos parroquiales de éste último eran Mocha, Iquique, Mamiña, Noassa y el rico mineral de plata de Guantajaya. La parroquia mayor del pueblo de San Andrés de Pica, tenía como anexos el Puerto Loa, Quillagua, San Salvador de Guatacondo, Chipana, Capurra, Bingintipa y el mineral de Ujina.

Por otra parte, el Corregimiento de Atacama dependió administrativamente de la Audiencia de Charcas, con asiento en la ciudad de Sucre, en Bolivia. Fue dividido en dos doctrinas: Atacama la Alta o la Grande, con su cabecera en San Pedro de Atacama, incluyendo el salar y sus oasis circundantes, y Atacama la Baja o la Chica, encabezada por San Francisco de Chiu-Chiu que comprendía los asentamientos del río Loa y en la costa, el anexo parroquial y puerto de Cobija.

1 2 3 4 5