Museo Chileno de Arte Precolombino
 

Pueblos originarios > Colla

colla-700x250

Patrón de Asentamiento

El asentamiento colla es disperso, con viviendas que permanecen desocupadas la mayor parte del año, con excepción de la localidad de Agua Dulce, en Potrerillos, donde se habita en varias viviendas de forma permanente. Tiempo atrás, existieron asentamientos de pastoreo en las aguadas ubicadas en las zonas altas de San Juan y Castilla, en la quebrada de Doña Inés y en el salar de Pedernales, los que fueron paulatinamente abandonados en las década de 1950 y de 1970. El patrón de asentamiento pastoril es eventual y estacional, dependiendo de la ubicación discreta de las aguadas y vegas que se visitan por temporadas. Solo en río Jorquera se puede apreciar un poblamiento permanente a lo largo del río. En Quebrada de Paipote, este patrón disperso se verifica en la existencia de algunas viviendas entre el sector La Puerta y Vega de Tapia.

Las “majadas” de los crianceros, por otra parte, corresponden a los puestos o viviendas de pastoreo que conforman el sistema de asentamiento ganadero, distribuidas entre las zonas de invernada y de veranadas. Están construidas de variados materiales, entre ellos, barro, piedras y latón, cubiertas con un techo ligero de vegetales, plásticos o lona. Las viviendas de los colla urbanos son similares a las casas comunes de la ciudad.