Museo Chileno de Arte Precolombino

Culturas > Norte árido > Chinchorro

chinchorro-700

Culto y Funebria

La Cultura Chinchorro es la primera manifestación compleja de un culto a la muerte y a los antepasados en la árida sudamericana. Esta se manifiesta en el complicado proceso de momificación que consistía en la extracción de los músculos y las vísceras del difunto, los que eran sustituidos por vegetales, plumas, trozos de cuero, vellones de lana y otros materiales. Luego, el cuerpo era cubierto con una capa de arcilla y con pelo humano confeccionaban una peluca que colocaban en la cabeza. Este proceso pasó por distintas etapas: al principio sólo se momificaba a los recién nacidos y a los niños, utilizando colores llamativos y acompañándolos con figurillas de barro. En el clímax de la cultura (hacia el 3.000 a.C.) se momifican representantes de todos los miembros de la sociedad y de todas las edades (hombre, mujeres, niños, adultos y ancianos), utilizando principalmente colores como el rojo, negro y café. Por último, en el ocaso de esta cultura, sólo se aplicaba mascarillas de barro los cuerpos.

Es importante destacar que las momias chinchorro no se enterraban, sino que se encuentran casi a ras de suelo –y dada su posición extendida- se presume que podrían haber estado de pie, formando parte activa de los campamentos, tal vez como una marca territorial que sustentaba el linaje a partir de un ancestro común.

Además de las momias, existían entierros simples sin momificación. Estos son de tipo múltiple, posiblemente familiar, y se ubican en las terrazas superiores. Sin embargo, tienden a ser pequeños, presentando pocos cuerpos.